Social media, docencia y educación

Siguiendo el  curso de social media para docentes de la Universidad Internacional de Andalucía, donde se han facilitado un amplio abanico de posibilidades de uso de estas herramientas orientadas a “la apertura, colaboración, incorporación de los medios sociales para la docencia, creación de marca personal y profesional con presencia en social media;  una cosa clara e incuestionable a estas alturas es el valor añadido que estas herramientas aportan al conjunto de la docencia. Esto no tiene discusión, y sin duda alguna representa una oportunidad.

Ahora bien, a mi juicio entraña también algunas amenazas  que desde la perspectiva universitaria creo deberíamos de tener en cuenta y reflexionar sobre como abordarlas. Pongamos como ejemplo un red social, en este caso Twitter por ser una de las más populares.

Es indudable que la capacidad de síntesis en los alumnos es un elemento objetivo de evaluación de conocimientos, y en este aspecto esta red social facilita esta capacidad. Ahora bien, en muchas ocasiones esta necesidad de síntesis ha llevado a un uso de la lengua desprovisto de sus reglas gramaticales y ortográficas. Y la pregunta es: ¿puede o debe la Universidad fomentar un uso inapropiado del lenguaje?

La segunda cuestión que se plantea es una inquietud con respecto a los contenidos. Cuándo retuiteamos, RT, o creamos un tuit enlazando con un contenido ¿se ha leído el contenido que proponemos? En este curso personalmente he ido muy lento, y en ciertos momentos tenía abiertas en mi navegador innumerables pestañas,  precisamente por la necesidad de leer lo que me llegaba, con el fin de emitir un juicio rápido y proceder, o no, a su distribución.

Aquí como en todo modelo de Administración electrónica se da un mismo elemento: la confianza (trust). Y esto enlaza con la creación y mantenimiento de la “marca personal” que es el elemento de confianza necesario.

…………..

 

Anuncios